regreso a clases

Regreso a clases: ¿híbrido, semipresencial, combinado, mixto o a distancia?

Últimas entradas de Gustavo Fernández de León (ver todo)

El regreso a clases presenciales en Baja California no es un tema menor, ha implicado esfuerzo y coordinación de familias, instalación de tecnología educativa en las escuelas y nuevas políticas de las entidades de gobierno. Dieciocho meses pasaron desde el aviso de resguardo preventivo en marzo de 2020, hasta que los primeros alumnos pudieron regresar, bajo estrictas reglas, de manera presencial a sus escuelas este mes de septiembre. 

Durante este tiempo los alumnos forzosamente estudiaron a distancia, independientemente de si la escuela tenía o no una metodología y tecnología educativa necesarias para esto. Trabajar a distancia significó una gran curva de aprendizaje para todos. En este regreso a clases presenciales el reto es grande y significa aún muchas interrogantes sin resolver. 

En este artículo revisamos 3 aspectos clave que están marcando la pauta para un regreso a clases seguro, que permita a niños y jóvenes de Baja California volver a las aulas para continuar con su educación: protocolos de seguridad, criterios de apertura y tecnología educativa.

1. Dinámica escolar tras los nuevos protocolos en el regreso a clases

Para este regreso a clases presenciales no hay una definición ni una metodología formal sobre cómo debe ser el nuevo trabajo tras los protocolos sanitarios impuestos a escuelas públicas y particulares. Algunos lo mencionan como híbrido, otros semipresencial, tal vez combinado, mixto o hay quienes han preferido permanecer a distancia. 

Un primer criterio para el regreso presencial a clases se centró en decir cuáles escuelas pueden abrir y cuáles deberán esperar. Por supuesto, todas las instituciones deben contar con los lineamientos y protocolos, así como las capacitaciones correspondientes a su personal escolar y administrativo y modificaciones necesarias en las instalaciones.

Sin embargo, la estrategia que la Secretaría de Educación de Baja California ha seguido para el regreso a clases presenciales ha sido elegir las escuelas públicas y privadas que pueden abrir con criterio geográfico, de densidad poblacional y de zonas con alto contagio, entre otros aspectos. Esto ha derivado en una lista semanal que autoriza específicamente las escuelas que podrán operar.

Otro tema que se ha considerado para la apertura de escuelas es la definición de qué autoridad verificará los protocolos. Por supuesto, es la autoridad sanitaria quien emite y vigila los lineamientos sanitarios. Sin embargo, ya se han presentado situaciones en las que autoridades educativas pretenden sancionar lo que corresponde a salud. Lo cierto es que la inspección y revisión de ambas secretarías son minuciosas en cada plantel que inicia operaciones.

2. Criterios de apertura para las escuelas y muchas interrogantes logísticas

Ya entrando en temas de operación, un primer criterio es la separación dentro del aula. Esta debe estar entre 1.50 cm entre mesabanco y mesabanco (aunque hay autoridades que proponen 1.80 cm). Otro criterio marca que se debe atender máximo el 50% de la matrícula. Ambos criterios caen en contradicción según las características del plantel y, por ende, la autoridad resuelve según cada situación.

Este aspecto ha derivado en otro criterio de apertura que no es menor. ¿Cómo se define la mitad que asistirá a clases presenciales y la que se queda en casa? La perspectiva más generalizada ha sido por orden alfabético, dividiendo grupos en A y B (ó 1 y 2) de tal manera que unos asisten lunes y miércoles y los otros martes y jueves; turnándose un viernes unos y el otro viernes los otros.

Hasta aquí tal vez todo bien, pero ¿cómo será cotidianamente el trabajo si no están todos en clase? ¿Se conectará la clase presencial con los que están a distancia simultáneamente? ¿Trabajarán con otro docente los que estén a distancia? ¿Solo quienes asistan a clases presenciales tendrán clase en vivo y los que estén a distancia trabajarán en plataforma? ¿Y si el alumno decide quedarse solamente a distancia? Escuelas y colegios, desde nivel preescolar hasta universitarios, tendrán que definir cómo será su trabajo.

3. Herramientas y plataformas digitales para la educación

Para hacer una clara distinción entre herramientas y plataformas digitales debemos empezar por aclarar ambos términos porque no son lo mismo. No obstante, cotidianamente nos referimos, por ejemplo a Zoom como plataforma educativa cuando ésta, al igual que Google Meet, son herramientas de video comunicación a distancia. Google Classroom es una herramienta que junto con Google Documents facilitan el intercambio de documentos entre profesores y alumnos. 

Plataformas empresariales como Microsfot Teams han sido utilizadas por algunas instituciones pero no son particularmente educativas. Por otro lado, Moodle y Blackboard, entre otras, son un ejemplo de verdaderas plataformas educativas utilizadas principalmente por universidades dada su complejidad. 

Hoy el reto es una plataforma lo suficientemente amigable para niños y familias desde preescolar hasta secundaria, con empatía para papás y profesores, concebida desde el trabajo docente ya que la educación en plataforma llegó para quedarse. En el ámbito local, Club Lía está por darnos la sorpresa de una plataforma que revolucionará la forma en la que el nivel básico concibe el trabajo a distancia.

Lo cierto es que actualmente todos los niveles educativos están en un proceso de reinvención de la dinámica educativa y debemos tener mucha paciencia y flexibilidad para poder definir, a partir de la experiencia, cómo será la nueva modalidad educativa ante el regreso a clases presenciales en cada nivel y en cada escuela.

*Este texto fue originalmente publicado como columna en El Binacional

El autor es Director General de Colegio Eiffel y BCX Escuela de Negocios, y cuenta con una maestría en Administración de Instituciones Educativas por el Tecnológico de Monterrey.

Dejar un comentario

1