Debemos hablar del futuro de la educación en México

Últimas entradas de Gustavo Fernández de León (ver todo)

En este momento, cuando el Ciclo Escolar 2021 – 2022 ha iniciado nuevamente en medio de la pandemia y sin tener un esquema homologado para todos los estados del país, es necesario que nos detengamos a revisar algunos temas clave sobre el futuro de la educación en México.

Durante la plática que sostuve con Gerardo Molina, como parte del 1er. Congreso FORmación para la Vida, surgieron distintas posturas e ideas clave que dan luz sobre este gran tema que no debemos dejar de lado, pues de él depende en gran medida el futuro de nuestros niños y jóvenes.

En este artículo hacemos una recopilación de lo más destacado de esta conversación, y te compartimos el video completo para que puedas verlo, escucharlo, compartirlo y ser parte de la conversación sobre este tema.

Situación actual de la educación en México

No cabe duda que el reto es grande: es legislativo, cultural y tecnológico. No podemos cerrarnos o cegarnos y solamente reducirlo a las medidas sanitarias (gel, sana distancia, cubrebocas) como la solución para reabrir las escuela. La situación actual de la educación en México exige lineamientos claros, inversión en tecnología y capacitación para el personal docente.

En nuestro país hay una gran variedad de realidades sociales, económicas y educativas. Habrá escuelas que sí permitan y puedan sostener un modelo híbrido de eduación, habrá en las que no es posible y la única opción sea regresar de forma presencial a clases; incluso también estarán aquellas en las que el modelo podría seguir completamente en línea.

Sin embargo, la desición ya no dependerá únicamente de las autoridades educativas o escolares. Ahora también las familias pueden tomar la decisión de que sus hijos continúen tomando clases en línea, vayan algunos días a la escuela o retomen el modelo presencial cien por ciento. Claro, esto último siempre y cuando la autoridad sanitaria lo permita y la escuela esté preparada para hacerlo.

¿Cuál es el futuro de la educación a distancia en México?

Al hablar del futuro de la educación a distancia, y de la educación en general, en México hay dos palabras clave: transición e integración.

Nos encontramos en un momento de transición muy importante. La educación ya no volverá a ser como antes, como era hace cinco o diez años. La educación se ha transformado, no sólo por la pandemia, sino porque hay una nueva generación nativa digital que necesita ser educada de una manera completamente distinta.

Como resultado de esta transición inminente, es necesario integrar las herramientas tecnológicas que sean necesarias para el aprendizaje, de acuerdo con el nivel y el grado, así como con las necesidades de cada maestro y sus alumnos.

Esto, por supuesto, nos lleva a tocar el tema de la educación híbrida o combinada. En particular, ante este nuevo paradigma el papel del docente es fundamental porque la transición le abre todo un abanico nuevo en cuanto a la creación de contenido educativo.

Al principio de la pandemia y las clases en línea, hubo docentes se sintieron abrumados y rebasados por la tecnología. Tuvieron que hacer un gran esfuerzo para ponerse al día y sacar adelante el ciclo escolar; y por eso merecen todo nuestro reconocimiento.

Por otro lado, también habrá quienes desde el inicio, o quizá ya desde antes, se sintieron muy cómodos creando videos y montándolos en plataformas como YouTube para compartirlos en clase con sus alumnos. Quizá hasta llegaron a viralizarse y ser utilizados por otros docentes como apoyo didáctico.

Entonces, esta nueva realidad les ha dado otras posibilidades como docente, un panorama adicional para crear contenido educativo y plataformas para poder compartirlo. Por lo tanto, debemos tener una apertura hacia la tecnología, las plataformas y el contenido educativo que ya existe en Internet; pero también hacia la creación y generación de contenido educativo propio como institución educativa y como profesores.

Estos contenidos deben ser empáticos, adaptados a la forma en que le gusta aprender a las nuevas generaciones. Las escuelas siempre deben tener a los alumnos al centro.

La clave, para las escuelas es cómo aplicar el mejor criterio para que te alcance el presupuesto, por supuesto. Quizá empezar con poco y una visión muy creativa de cómo ir resolviendo para equipar tecnológicamente los salones, de acuerdo con lo que cada escuela necesita para llegar a sus alumnos.

Y, entonces, los profesores se convierten en facilitadores, quienes motivan y reconocen los sueños de los alumnos, su Propósito de Vida. De esta forma también podrán identificar las características y necesidades de sus estudiantes, pensando en alinear con ellas el contenido que puedan crear o recopilen en Internet para guiarles mejor en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Tendencias educativas para el ciclo escolar 2021 – 2022

Cuando hablamos de educación nos gana la inercia y solo pensamos en dar clases, en la presencia de una escuela y profesores. Sin embargo, el proceso de aprendizaje se da en la cabeza del niño, y poco hablamos de la parte psicológica, emocional de los estudiantes.

A partir de la pandemia, descubrimos algo muy interesante. Hay alumnos que, poco tiempo después de estar trabajando en casa, resultó que su desempeño académico fue de menos a más. Esto se debe a que quizá son alumnos que trabajan mejor en lo privado, que no son tan kinestésicos ni tan sociales, entonces durante las clases en línea terminan rápido y lo hacen bien porque en su casa trabajan mucho mejor.

Por el otro lado, vimos que hay alumnos que en las clases presenciales iban muy bien porque aprenden preguntando y platicando porque están emocionados. A estos alumnos les pasó lo contrario: su desempeño académico se vio afectado con la educación en línea, incluso siendo muy buenos alumnos.

Entonces, descubrimos que podemos aprovechar lo mejor de los dos mundos. Si se aprovecha la tecnología para dejar en casa a quienes aprendan mejor así y que los alumnos que se sienta más cómodos con las clases presenciales puedan regresar a la escuela, estaremos ayudando realmente a nuestros niños y jóvenes a cumplir sus sueños y a identificar su Propósito de Vida.

Claro, esto siempre en medida de lo que marquen el semáforo epidemiológico y las autoridades de salud.

Hay que ser empáticos, hay que entenderlos y ser un poco más individualistas con los alumnos. Debemos buscar las herramientas tecnológicas les ayuden para aprender y que no se conviertan en un estorbo o algo que les agobie demasiado al momento de estudiar.

Como podemos ver, definitivamente ya no hay vuelta atrás: la tecnología ha dejado de ser una invitada para convertirse en un factor clave del proceso educativo. El futuro de la educación en México depende en gran medida de ello.

Te invitamos a ver la plática completa con Gustavo Fernández De León para escuchar más detalles sobre todos estos temas y otros que también influyen directamente en el futuro de la educación en México. Durante esta conversación también realizamos una demostración en vivo muy detallada sobre el funcionamiento de las aulas híbridas.

 

Dejar un comentario

1